sábado, 13 de septiembre de 2008

DE LA CUNA A LA TUMBA I

Ya nos lo avisaba Milton Friedman en su de la cuna a la tumba. Un estado socialista pretenderá intervenir en la vida de sus ciudadanos, hasta tal punto que pretenderá controlar sus vidas desde que nacen hasta que mueren. Ahora, intentan ir más lejos queriendo intervenir desde el nacimiento de los ciudadanos, a cuándo ponemos fin a nuestra vida. Quieren regularizarlo con la nueva ley del aborto y abren el debate para una ley sobre muerte asistida o eutanasia.

Parándonos a reflexionar, el socialismo siempre nos ha vendido que su ideal apoya a los pobres o en definitiva al débil dentro del sistema. Y yo me pregunto, ¿quién es el débil en el caso del aborto? ¿La madre que ha creado una vida en su búsqueda de placer personal, y que al venirle grande intenta desprenderse de él como si de un tumor maligno se tratara, o el niño que nos guste o no, tiene todo el derecho a la vida, y si no, que no lo hubiesen “construido”? Creo que la respuesta es obvia, por eso no entiendo la postura de los socialistas en este tema.

Un grito feminista, apoyado por la mal llamada progresía española es ese de “nosotras parimos, nosotras decidimos” el cual muestra un egoísmo e inmoralidad inconcebibles. A mí personalmente me cuesta mucho pensar cómo quien se denomina feminista, “persona que defiende al género femenino” nuestro presidente del gobierno dice serlo, puede llegar a plantearse siquiera dicha tesitura. La naturaleza ha otorgado el don de crear vida a la mujer, posiblemente sea por su especial sensibilidad, o puede que sea al revés y que sea por su capacidad para crear vida por lo que son tan sensibles, pero el hecho es que es a ellas a las que les ha sido otorgada esa capacidad. Cualquier mujer que sienta un hijo creciéndole en su interior, dándole pataditas, sabe que es una de las cosas más maravillosas de la vida por la que pasará, y que ningún hombre podrá sentir eso, nosotros hemos de conformarnos con percibirlo estando al lado de ella. A la mujer la vida le cambia desde ese momento, se le pone cara de tontita, desde el momento en que siente a su criaturita dentro ya está protegiéndola de los posibles agentes externos que pueda afectarle de alguna forma, el sentido materno crece tanto y tan rápido como el niño en su interior. Reflexionando sobre esto, uno solo puede pensar cómo puede una mujer renegar de todo esto, y lo que es peor, cómo puede una feminista abogar por ir en contra de la propia naturaleza de las féminas. La mayoría de las veces por la simpleza de no aceptar la responsabilidad que se le viene encima, o por haberse creído el mensaje hedonista de algunos terminales mediáticos y los ideales de la izquierda, los cuales incitan a los ciudadanos a creer que hemos venido aquí a ser felices, y que hemos de intentar obtener el mayor placer o disfrute posible, “es lo que te vas a llevar”, obviando las adversidades que nos puede plantear la vida. Este es un mensaje falaz y lo que es peor, antinatural hacia la propia mujer. Por eso es que cada vez hay más infelicidad entre las propias féminas, y por lo tanto en general en la sociedad. Esto ocurre porque no nos paramos a pensar en las consecuencias de nuestras acciones, intentando remediar nuestros errores con medidas que no harán sino empeorar nuestra situación.

La inmensa mayoría de las mujeres que pasan por el duro trago de un aborto sufren una severa depresión posteriormente, haya sido el aborto natural o deseado, por lo tanto no parece la solución más idónea, me refiero claro está al deseado. Nosotras parimos, nosotras decidimos. Este mensaje martillea mi cerebelo, cuánto egoísmo e inmoralidad. A mí realmente me parecería una frase estupenda, una consigna magnífica, si el fin de este mensaje fuese que es la mujer la que tiene la última palabra y decide si hacer el amor o no, siendo ella quien decide si la pareja es o no la persona adecuada. Pues siempre es la mujer la que finalmente decidirá si entregarse al hombre o no. Pero lejos de ser este mensaje para tal fin, es para la egoísta y vil decisión de aceptar o no la responsabilidad y las consecuencias venidas de un acto voluntario decidido por ellas, hacer el amor. Una mujer es libre para decidir con quien hace el amor y si lo hace o no. Partiendo de la base donde a la mujer se le lanza el hedonista mensaje de que la sexualidad puede ser con amor o por puro placer, no se hace más que arrebatársele su feminidad y se la engaña. Es el mensaje que hoy día se lanza a la sociedad, no seas responsable eso no se lleva, tú simplemente, ¡ ¡ D I S F R U T A ! ! Son muchas las mujeres que comienzan ya a darse cuenta de que ante esa falsa igualdad vendida por ciertas corrientes idealistas, han perdido el principio más elemental de su propia naturaleza, su feminidad. Los hombres las tratan no como a mujeres, sino como a algo peor (palabra malsonante no digna de ir en este artículo). Son muchos los progres que han animado a las mujeres a comportarse como hombres, es decir, decidir cuando hacer el amor como lo haría un hombre, fumar como hombres, beber como hombres, copiando así todos nuestros defectos en esa mal llamada igualdad, de la cual ahora comienzan a vislumbrarse sus efectos, y algunas féminas comienzan a darse cuenta en lo que se han convertido. No les gusta nada.

Siempre se debate sobre el derecho de la madre a decidir si abortar o no, más egoísmo, porque tanto derecho tiene ella como el padre a tomar tan drástica decisión, o acaso, ¿no lo hicieron entre los dos? Ese hijo que crece es de los dos, por lo tanto la responsabilidad y la decisión ha de recaer sobre los dos. Claro que de forma natural y sin prescripción médica que así lo aconseje, el aborto o asesinato infantil nunca debería ser una decisión a tomar ni por la madre ni por el padre. La decisión de los padres se limita a decidir cuando concebir un hijo, hoy hay muchos medios anticonceptivos para evitarlo si no se desean hijos, incluso si fallan, existe la píldora del día después. Pero, una vez engendrado, ha de primar el derecho del niño a vivir.

Muchos estaréis pensando, qué fácil lo ves, ahora habrá que ver la historia personal de cada persona, pues no, eso sería puro relativismo. Yo pienso que si la mujer ha sido madura y responsable para tener relaciones sexuales, lo habrá de ser para acatar sus consecuencias, ojo, el padre también, pues como he dicho anteriormente esto es cosa de dos. Aunque nadie les está pidiendo, caso de que sean unos irresponsables, que carguen con ese hijo si no lo quieren, solo que no lo asesinen. Hay muchas parejas en espera de poder adoptar un hijo, y que lo acogerían con los brazos abiertos, así que sería tan sencillo como cederlo en adopción tras dar a luz, aunque entiendo que a cualquier madre se le partiría el alma al ceder ese ser en adopción una vez tenido, soy padre que asistí al nacimiento de mi hija y lo sé. Lo “fácil” (eso piensan algunos) es quitar ese problema antes, recurriendo al aborto, aunque obvian que un aborto no es más que un parto prematuro (este video puede herir ciertas sensibilidades), y que también acarrea problemas psicológicos a la madre, claro que los médicos se preocupan porque la madre no vea al niño, pero aún así y como he mencionado anteriormente, la mayoría caen en un estado de depresión.

Si nuestros padres bajo el amparo de la ley hubiesen podido desprenderse del hijo engendrado, quizás hoy, tú no estarías aquí. ¿Con qué derecho nos creemos para decidir si tu hijo ha de vivir o morir? Simplemente, no haberlo hecho.

Muchos pensarán como me han dicho algunas personas en estos días con el tema candente, que el hecho de que la ley lo contemple, no significa que los abortos vayan a incrementarse o vayan a ser un método anticonceptivo. Bueno, de hecho eso hoy ya ocurre, se incrementó el número de abortos bajo el pretexto legal de la salud Psíquica de la madre para tenerlo o no, yo siempre digo que para engendrarlo si que la tuvo, por lo tanto no ha de estar tan mal y si lo está, insisto en la adopción no en el asesinato. Por otro lado, poniendo como ejemplo el Divorcio Express, ley también de este gobierno socialista, habría significado lo mismo, solo se divorciarían los que no tuviesen más remedio que hacerlo, eso si, con más facilidad. Sin embargo, hoy hay casi tantos divorcios anuales como enlaces matrimoniales, no me atrevo a dar datos estadísticos, pero me consta que se han elevado los divorcios en España varios cientos por ciento en los últimos cinco años, siendo el país europeo con mayor índice de divorcios. Un desastre social, claro que aquí encima, no estamos hablando sobre relaciones entre adultos, sino de vidas humanas infantiles, sobre las cuales no solo no tenemos el derecho de decidir, sino la obligación de atender.


11 comentarios:

Anónimo dijo...

Lamentable lo tuyo tan joven

Anónimo dijo...

Me das pena,espero que tu hija no te llegue a casa con un regalito.

Josemarbella dijo...

Lamentable lo tuyo, y pena me dais vosotros a mí, que no teneis más que el ataque personal para exponer.

Cuando uno no tiene nada que decir, lo mejor es no decir nada.

Anónimo dijo...

Hacía tiempo que no leía una opinión tan retrograda. Sólo falta Torquemada de fiscal General. Abusas de la libertad que da la democracia para cercenarla.

José Cosín dijo...

Enhorabuena José. Sigue luchando por tus ideales. El insulto, es el recurso ante la falta de argumentos . . .

Anónimo dijo...

¿Ideales? no, doctrinas, cruzadas, misiones, redenciones, sectas, fascismo, creacionismo, totalitarismos, extremismos, gente que no cree en los sistemas democráticos, iluminados, mesiánicos, tradicionalistas, conservadores, franquistas, nacionalcatólicos.
Esto no son insultos sólo definiciones.
Dialogar con un autómata adoctrinado es imposible. Se creen poseedores de la razón y la espada, y no creen en la democracia ni en la libertad. Vivían mejor con Franco porque era su medio natural.
Y encima no son sinceros, mienten, porque van disfrazados de liberales y demócratas.
Lo mismo que dice sobre los ataques personales me lo decía uno de una secta autodestructiva. Todo el que no piensa como yo me ataca y ante el ataque hay que defenderse con todos los medios.
Sois pocos, cada vez menos y más arrinconados en el extremo de los extremos aunque aún dais miedo porque gracias a la libertad que disfrutamos podéis expresar en libertad vuestra opinión.

Anónimo dijo...

Usted vive en otro país... afortunadamente

Anónimo dijo...

Dice que un estado socialista pretende intervenir en la vida de las personas y su ideal de estado nacionalcatolicista ¿dónde interviene? pues interviene en la vida, en las ideas, en la moral, en la educación, hasta en el pensamiento. Sólo un iluminado puede creerse en posesión de una verdad absoluta... como Hitler

Anónimo dijo...

Tu modelo femenino de mujer tendrás que buscártelo en la iglesia. Misógino.
¿Lo de las relaciones sexuales para fecundar es un poco infantil a estas alturas no crees?
Parecen argumentos sacados del catecismo de cuando hicistes la primera comunión.
Ahora vete corriendo a decir que eres una víctima y que te insultan mucho ¡pobrecito! ¡Que hipócrita!

Anónimo dijo...

Usted dando lecciones a las mujeres de feminidad. ¡Jo! lo que hay que leer. ¿Está usted casado? me parece a mi que no

Josemarbella dijo...

Anónimo 1,
Si ser retrogrado es defender la vida y el derecho de la mujer a decidir cómo o cuando entregarse a un hombre, y no cuando se lo dicte la sociedad, sin miedo a ser denominada como retrograda o antigua, ni tampoco puta, entonces creo que lo sería. Pero como defender estos valores no son retrógrados, pues no lo soy.

La misma libertad con la que yo opino en los foros que me lo permiten, es la que está vd. usando en el blog de un retrógrado “según vd.”. Yo daría mi vida para que vd. pudiera seguir haciéndolo, ¿haría vd. lo mismo por mí? Sinceramente, lo dudo.

José Cosín,
Tienes toda la razón. Ladran amigo Sancho, luego cabalgamos…

Anónimo 2,
Estoy en contra de todo tipo de totalitarismo. Por si no se ha dado vd. cuenta está escribiendo en un blog liberal, espero no le dé urticaria. Yo creo en los sistemas democráticos, creo en el estado de derecho, vds. no. Por eso los expertos redactores de la nueva ley son solo de cuerda pro-abortista. Usted solo piensa que los que están frente a sus ideas son franquistas, y que los únicos demócratas sois vosotros, arteria bastante totalitaria la que riega su cerebelo, porque si a todo el que no comulga con sus ideas es fascista, en su lado ya sabe vd. lo que hay, bolchevismo. Yo respeto que vd. abogue por la práctica del aborto, aunque me hubiese gustado ver algún argumento por su parte que lo sostenga, cosa que ha sido incapaz de hacer. Así que como en democracia todo es criticable y opinable, yo le afeo su conducta en mi artículo, por eso se revuelven así contra mí, no contra mis argumentos.

Otro tinte totalitario que se denota en vd., es eso de “Sois pocos, cada vez menos y más arrinconados en el extremo de los extremos”. ¿Quién nos arrincona Anónimo 2? Los demócratas o aquellos que no aceptan que haya personas con otras ideas y otra forma de pensar…

Anónimo 3,
No sé en qué país vive vd. Yo vivo en España.

Anónimo 4,
Mi ideal de estado no es el nacional-católico, pero vd. se ha amparado en él para defender el suyo, el socialista. Ya sabe vd. aquello del y tú mas. Pero ha errado conmigo, yo creo en el estado de derecho y en una democracia liberal, algo así parecido a lo que tenemos hoy, digo “parecido”. Ya sabe vd. que han vuelto a enterrar a Montesquieu..

Mi modelo femenino es aquel donde la mujer decida si “se lo hace” con todo bicho viviente, aceptando las consecuencias, o la que se lo piensa y espera a estar segura de lo que va a hacer sin que la llamen puta o retrógrada. Hablando de sexo claro. ¿De dónde saca eso de las relaciones sexuales para procrear? Antes de criticar se lee uno el artículo, porque de la forma en la que vd. lo ha hecho, queda uno en ridículo.

Desde que habéis descubierto la palabra misógino estáis encantados de haberos conocido.

Yo no soy ninguna víctima, no corrompa vd. esa palabra, cosa que a los progres os encanta hacer.

Anónimo 5,
¿A vd. le dieron el diploma de profesor de feminidad cuando se casó? a mí no…