sábado, 26 de julio de 2008

ZP VUELVE A “LIGARSE” A RAJOY


El bueno de Rajoy vuelve a caer en la telaraña zapateril. Tras la reunión mantenida esta semana con el presidente del gobierno, dijo haber salido satisfecho de la misma por enésima vez, aún a sabiendas de que Z suele engañarle cada vez que va a verlo, y que el mismo Rajoy le recordó en su enfrentamiento cara a cara en televisión en las pasadas elecciones generales, cuando le dijo sin preocuparse de poder crear crispación o de que le calificasen como de derecha rancia, aquello de, ¿a qué Zapatero debo creer, al que pone a De Juana en libertad o a aquel que lo mantiene encarcelado? Pero él vuelve a salir satisfecho y esperanzado de su reunión. Y eso que Z no aceptó ni una sola de las propuestas que llevaba D. Mariano en su carpeta. Pero, qué le dará Z en Moncloa al bueno de D. Mariano, que tan contento sale él siempre de allí aún sin el propósito conseguido. Será esa caidita de ojos de Z, o quizá su sonrisa perenne...

D Mariano termina la reunión sin conseguir acuerdos en materia económica, tan mermada por este gobierno. Hemos sabido según las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA), que La economía española sigue destruyendo empleo. En los últimos tres meses, el número de parados ha aumentado en 207.400 personas, elevando la tasa de desempleo hasta el 10,44%, la más alta en cuatro años. Con esta tendencia España cerrará el año con unos tres millones de parados. Pero eso a Z le da igual, aquí no hay crisis, solo antipatriotas.

La inflación continúa en su escalada, siendo el peor impuesto indirecto que sufre el ciudadano, “la subida de precios”. Ninguna iniciativa se ha seguido para intentar controlarla, y mientras tanto Z sigue llamando a consumir y gastar, que aquí no hay crisis.

Rajoy propuso disminuir el gasto público en 2.000.000 de Euros, dejarlo en un 2% frente a un 5% que recoge el tope de gasto para los Presupuestos Generales del Estado 2.009. Ya que dicho gasto es incompatible con la recuperación del Superávit, Superávit malgastado por Z. Al respecto, el presidente consideró que dicha austeridad podría afectar al incremento de los sueldos de los funcionarios, al desarrollo de la Ley de Dependencia y al aumento de las pensiones mínimas. Esto es como el padre que se queda en el paro, y no quiere privar a su familia de almorzar los Domingos fuera, aún a falta de liquidez para poder permitírselo. Por cierto, el gasto en la nueva Ley de Dependencia se ha visto disminuido en un 25%, aunque eso no nos lo dicen.

En materia fiscal, Rajoy exigió a ZP una rebaja en el Impuesto de Sociedades para las Pymes del 20% y ayudas a las familias para pagar sus hipotecas, aumentando del 15% al 25% y aumentando la base de deducción por compra de vivienda hasta 10.000€. Para Zapatero simplemente ninguna de estas medidas son novedosas ni trascendentes para la marcha de la economía española, por tanto no piensa llevarlas a cabo.

En contra, Zapatero expuso que la prioridad es el aumento de prestaciones sociales, para luchar contra la crisis, con el objeto de cubrir las necesidades de parados, pensionistas y familias con dificultades económicas. En definitiva “todos aquellos afectados por la ralentización del ritmo de creación de empleo”. También manifestó su principio de confianza en la economía y alabó el “buen momento de las cuentas públicas, en uno de los mejores momentos desde que hay democracia”, aunque las medidas aprobadas durante la campaña electoral han dilapidado el superávit, con un gasto de 10.000 millones de euros.

Como vemos, Z sigue en las antípodas socialistas, creyendo que dando ayudas económicas a la gente les hará salir de la crisis como por arte de magia, pero si cada vez somos menos los ciudadanos registrados en la Seguridad Social, ¿Quién va a pagar todo ese gasto? ¿De dónde piensa sacar Z el dinero para cumplir todas sus promesas electorales y que nadie se vea afectado por la crisis que nos guste o no, antipatriotas o no, ahí está? Z no reconoce la crisis como tal, por lo tanto lejos de ayudarnos a salir de ella, o al menos paliar en lo posible sus consecuencias, nos hundirá más aún. Es como el padre que mencionaba anteriormente que insiste en llevar a su familia los domingos fuera a comer, si no tiene dinero para pagar el almuerzo pues no genera riqueza, ¿quién va a pagar al dueño del restaurante? Los propios hijos sacando de sus bolsillos un dinero del que tampoco disponen, convirtiéndolos a todos en más pobres, todo por imponer un gasto que no se pueden permitir. El saborío de Aznar congeló el sueldo de los funcionarios en la anterior crisis, y eso ayudó entre otras muchas más cosas a salir de ella. Pero eso no es simpático, risueño, popular para el político que toma dicha decisión ni por lo tanto socialista. Así que no esperemos medidas de ese tipo en Zapatero. Zapatero piensa en las ayudas sociales, pero olvida la más importante entre todas para el ciudadano, y que no es otra que la creación de empleo, esa que te ayuda a depender de ti y no del papá estado, y que encima permite sostener nuestro sistema de Seguridad Social. Pero ese es un cascabel muy difícil de poner al gato, y por eso es mejor correr un tupido velo.

Mientras tanto, Rajoy sale satisfecho de la reunión. “Manda güevos”, será porque ha conseguido la promesa del presidente de que no va a volver a negociar con ETA, “como si las promesas de Zapatero fuesen creíbles”, y que ahora si va a estar con las víctimas. El otro gran acuerdo al que parece han llegado es la renovación del Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Constitucional en septiembre. Maravilloso.

Pero no pasa nada, y no pasa nada porque la factura de la crisis va a cargo de los ciudadanos, Zapatero seguirá pagando su café a 30 céntimos mientras que a nosotros nos lo suben a precio de un whisky. Pero lo peor de todo, es que la economía no es el mayor problema que nos embarga. Cada vez tengo más claro que estamos ante un cambio de régimen, propiciado por las izquierdas y como suele ser tradicional, parte de la derecha siendo cómplice de éstas. Espero que en esta ocasión no sea tan dramático, aunque no confío, ya que de siempre en la historia de España, la derecha no ha movido un ápice y ha permitido a los antisistema liquidar el régimen y el resultado como todos sabemos, ha sido catastrófico. Pero nosotros, como D. Mariano, volvemos a tropezar en la misma piedra y volvemos a las andadas.

Pero no quiero terminar esto de una forma tan amarga, aunque no por ello realista. Quiero explicar que lo del título del artículo es una metáfora, todos hemos oído alguna vez las calumnias vertidas sobre D. Mariano y su sexualidad, sin embargo fue Z el que salió en la portada de ZERO, y se ha declarado feminista, pero claro, eso es progre. Lo dicho, una simple metáfora… Aunque pensándolo bien, y quizás con tanto encuentro entre los dos que realmente no han servido para nada, ¿no será que Z y Rajoy mantienen un idilio cuando se reúnen en Moncloa? porque otra explicación no se me ocurre para entender porque Z siempre termina “ligándose” y dejando tan satisfecho a D. Mariano. Ainsssssss... Mientras ellos se hacen la covachita, a nosotros nos sigue castigando la inflación y por lo tanto el EURIBOR. El ínclito Solbes gestiona nuestra hacienda, toma ya calamar. Qué dios nos coja confesados, y a poder ser, con una hipoteca más bien cortita y un plan de pensiones privado.

2 comentarios:

Isis dijo...

Estimado José Luis Medina:

Y en el tema de la inmigración ZP vuelve a “ligarse” a Rajoy porque entre el cinismo y la torpeza andamos… Tras la “alianza de civilizaciones” lo único que parece interesar es el voto de los inmigrantes en las elecciones municipales como muy acertadamente ha expuesto Javier Caraballo en su artículo “El voto inmigrante” publicado en La Voz de Marbella.

Saludos.

filomeno2006 dijo...

Mariano Rajoy Brey, Ministro de Administraciones Públicas cuando se congeló el sueldo a los funcionarios