sábado, 7 de junio de 2008

ESPAÑA, ¿UNA, GRANDE Y LIBRE?

A muchos esta frase les hará rechinar los oídos por venir de donde viene. Claro que si nos quitamos esos complejos pasados y vemos la frase en su justo contexto, nadie negará que sean virtudes que en cualquier país demócrata les gustaría tener perpetuamente. Aunque muchos no se dan cuenta que la libertad no es un derecho adquirido desgraciadamente, es algo que nos hemos de ganar día a día, aunque la mayoría no se percate de ello, o peor aún, no quiera verlo.

Esta semana conocimos la noticia la cual nos hablaba sobre el editorial del Presidente de la Compañía Air Berlín, Joachim Hunold, en su revista interna, la cual está a disposición de todos sus usuarios durante sus vuelos, tras la carta recibida del gobierno balear “invitándole” a dirigirse a sus clientes en catalán.

En ella decía el mismo, tajantemente: "Hoy el castellano ya no es una lengua oficial". Hay pueblos de Mallorca en los que los niños ya no hablan el castellano. En las escuelas, el castellano es una lengua extranjera más, añade. Con esta carta dirigida a los pasajeros, Air Berlín, una de las principales compañías aéreas que opera en las Baleares, denuncia la situación que, según la aerolínea, sufre el castellano en pro del catalán. Todo empezó cuando la directora general de Política Lingüística, Margalida Tous, envió a Air Berlín y a otras compañías aéreas con destinos a las Baleares, una carta instándolas a utilizar también el catalán en sus comunicaciones con sus clientes. A lo cual el Sr. Joachim Hunold contesta en su editorial que; "¿Les tengo que dar cursos de catalán por decreto a mis empleados? ¿Y los que vuelan a Galicia o al País Vasco querrán que nos dirijamos en gallego o en vasco? ¿Es que ya no hablan en castellano?", se pregunta Hunold. "La partición de España en nacionalismos regionales es de hecho un retorno a los mini estados medievales. Hasta ahora me pensaba que vivíamos en una Europa sin fronteras", remata. El editorial va acompañado con una viñeta que reza en un alemán castizo: "Si vinieran a Baviera los catalanes estos, tendrían que hablar el bávaro. ¡Maldita sea!".

Este señor tiene más razón que un santo, los nacionalismos radicales existentes en España se nos están yendo de las manos, está bien que hay que respetar todas las sensibilidades e ideas como dicen los retroprogres de hoy día, pero lo que no se puede consentir es que España pase a ser una Bulgaria o una Rumania, por no hablar de los Balcanes, sólo para contentar a unos nacionalistas radicales que lo único que pretenden es el control y poder absoluto sobre su “cortijo”. No se puede consentir que por contentar a ciertos lobbys

nacionalistas, España quede retrotraída al pasado, cuando ésta estaba formada por Reinos de Taifas, gobernando el caudillo de turno en cada uno. Es sencillísimo que un alemán, o cualquier europeo, no entienda las empanadas mentales que tenemos aquí en España. La prueba más directa es la que tenemos en Marbella, a nadie se le ocurriría pedir al comandante de un avión, al recepcionista de un hotel o al camarero de cualquier restaurante, que les hable a los turistas en “ANDALUZ”. Sin embargo, si es requisito indispensable hablar inglés o alemán, para ocupar dichos puestos de trabajo. El mundo va por un camino, aquel donde no existen fronteras, donde cada vez hay menos diferencias en libertades y derechos entre los propios europeos, y nosotros nos empeñamos en poner fronteras y tener derechos y obligaciones distintas si se es catalán o andaluz. En España negamos la mayor, la cual no es otra que el mundo cada vez está más globalizado, y que un alemán viene a Marbella, como un marbellí o marbellero va a Berlín, con la misma facilidad que hace veinte años un marbellero iba a San Pedro de Alcántara, incluso hoy día con más facilidad y sobre todo con más comodidad. El mundo se abre, sin embargo ciertos lobbys pretenden cerrarnos, pretenden convertirnos en su “cortijo privado”, y aquel que no comulgue con esas ruedas de molino, es un facha o como deja dicho en su blog, el impresentable, asalta piscinas de Pedro J., Joan Puig, es un nazi. Este impresentable se molestaba cuando decía que desde España se llamaba a un boicot de productos catalanes, sin embargo, él lo hace ahora contra Air Berlín. Pues nada, que cree su propia compañía de Vuelos, por ejemplo Catalonia Air Line, y que para poder acceder haya que presentar el carné de pura sangre catalana. Cerrarnos a lo evidente de un mundo en el cual hemos de competir contra grandes mercados y grandes naciones, solo nos traerá pobreza y más crisis económica. En Europa hemos de competir como una nación, pues hemos sido y podemos ser una de las naciones más poderosas en Europa, pero eso si, siendo una, no diecisiete.

Pero no, tanto al gobierno como a la oposición esto realmente les da igual. Todo sea por mantenerse en el poder, y si para eso hemos de contentar a quienes persiguen nuestra destrucción, o caerles simpáticos, adelante. Ya veremos dentro de unos años, qué país te queda para gobernar Z.

Como en tantos otros asuntos, creo que la casta política va por un camino distinto al que quieren sus ciudadanos, aunque sus ciudadanos no hacen nada por hacérselo notar. El pueblo solo quiere Panem et circenses “pan y circo”. A mí déjame de historias, y ponte otra de gambas. Pero como decía al principio, la libertad no es un derecho adquirido, y hemos de trabajar cada día por cuidarla y protegerla.

Mientras tanto, el Euribor ha alcanzado esta semana el 5.4%, lo cual indica que una hipoteca media de 125.000€ a 25 años “poco hoy en día” tendrá una subida anual de 707.00€. Pero estas cosas, ¿a quién le importa? ¿Sólo al ciudadano…? Quizás…

Decía Charles de Gaulle que; Patriotismo es cuando el amor por tu propio pueblo es lo primero; nacionalismo, cuando el odio por los demás pueblos es lo primero. Los nacionalistas radicales intentan mostrar que España les odia a ellos, que intenta boicotearlos a ellos, pero los hechos demuestran todo lo contrario. España para ser grande y libre ha de ser una. Porque si nos convertimos en un reino de Taifas, seguramente sin Rey, no sólo iremos a contra corriente del mundo en el que vivimos, sino que perderemos nuestra hasta hoy conocida “calidad de vida”, y seguramente, hasta nuestra democracia.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

No da ninguna solución a lo que vd. considera un problema. Me gustaría conocerla/s, por supuesto entiendo que todas las que usted piensa son legales, constitucionales y pacíficas ¿verdad? aunque la última frase me deja un pcoo mosca pero no voy a pensar que un liberal como usted tenga ideas totalitarias

Josemarbella dijo...

A buen entendedor pocas palabras bastan, Anónimo. La solución es no dejarse chantajear por los nacionalistas para conseguir el poder, o mantenerse en él. Cosa que sucede cada vez que no se consigue la mayoría absoluta por parte de los dos grandes partidos. No estoy llamando a convertir España en un sistema bipartidista, estoy diciendo que no se puede aceptar chantajes nacionalistas, que benefician ciertos territorios y perjudican a otros, otorgándoles además más parcelas de poder y dejándoles recortar libertades de ciertos ciudadanos que no están de acuerdo con su manera de entender la política o su región autónoma. Aquellos que dicen perseguir la igualdad, dejan mucho que desear. ¿Le parece a vd. lo suficiente legítimas, constitucionales y pacíficas mis soluciones?

Mi última frase es: Porque si nos convertimos en un reino de Taifas, seguramente sin Rey, no sólo iremos a contra corriente del mundo en el que vivimos, sino que perderemos nuestra hasta hoy conocida “calidad de vida”, y seguramente, hasta nuestra democracia.

Se la desarrollo, si conoce vd. la historia, sabrá que los reinos de taifas en España no fueron especialmente demócratas, por otro lado, sólo hay que ver la ideología que profesan los nacionalistas radicales, Marxismo – leninismo. Creo que esta ideología no es tampoco muy demócrata que digamos, de hecho, sólo hay que verlos actuar para saber, que amparados en la democracia y en la libertad de expresión, luchan desde ella para derrocarla, cerrar la boca y boicotear a aquellos que piensen diferente a ellos, y eso amigo es muy poco demócrata. Por eso digo que si les damos el poder, cosa que poco a poco se está haciendo, digo que no sólo nuestra “calidad de vida” cambiaría, pues como gestores son nefastos, sino también nuestra democracia. Sobre lo del reino sin rey, no me cabe la menor duda, ellos no permitirán que haya nadie por encima de ellos. Espero no tener la oportunidad de comprobar los hechos, pero de ser así, lo veremos.

José Cosín dijo...

Jose Luis tiene la valentía de decir lo que muchos pensamos: Que en 1928 era impensable una guerra civil en España, y en 8 años la situación se agravó hasta causar la mayor de las sinrazones humanas: Que un hermano mate a otro por un simple engaño ideológico.

No creo que España pueda sufir una guerra civil, puesto que dentro del ámbito de la Unión Europea veo difícil que nuestros vecinos nos dejen matarnos a tiros como permitieron, y fomentaron, hace apenas 60 años.

No obstante lo anterior, es evidente que la convivencia entre los españoles se degrada a pasos agigantados. Los Aragoneses no dan agua a los Valencianos pero si a los catalanes. El Pais Vasco convoca un referendum para decidir sobre su independencia. Cataluña tiene poder normativo sobre cuanto dinero se puede gastar el Gobierno Andaluz en políticas sociales ( decide sobre el fondo de solidaridad y éste sobre los presupuestos de la Junta)

CAtaluña influye en Madrid, pero España no puede decir nada sobre Cataluña. La cola que mueve al perro.

Tienen que ser los alemanes que trabajan en españa ( Air Berlín) los que nos digan que nos estamos volviendo locos.

Se equivocan los berlineses. El nacionalismo es un negocio. Es la pela, simplemente la pela.

Los Vascos reivindican sus frontersa "en el ebro" y los Catalanes reclaman Baleares y Valencia. Y claro, puede que haya Valencianos, Navarros Y Baleares que piensen " no pasarán", y así se empieza...

Anónimo dijo...

Me parecen tópicas, hueras y simplistas

José Cosín dijo...

Diculpe mi ignorancia, pero "hueras" no lo entiendo. Con lo de " tópicas y simplistas" se lo agradezco, unas líneas no dan para análisis en profundidad, en cualquier caso le dire cuales han sido sus argumentos: Ninguno