domingo, 27 de abril de 2008

ILUSIONES PERDIDAS

D. Mariano Rajoy Brey se quitó la máscara el sábado en Elche. Se contradijo a si mismo, sacó un talante autoritario y un carácter que ya habríamos querido muchos ver en sus pasados debates electorales con el Sr. Rodríguez Zapatero, aunque eso no fue lo peor. Lo peor es que como siempre ocurre con esta derecha política, despreció a la derecha social, es decir, su base o en definitiva los que le votan. Cuando éstos ya no le hacen falta, y además osamos criticar si la continuación o no del líder es idónea bajo nuestra libertad de opinión, nos menosprecian. Nos echan.

D. Mariano invitó desde Elche a todo aquel liberal o conservador que no acepte, acate u obedezca las directrices marcadas por el líder, o sea él, a abandonar el PP yéndose al partido liberal ó conservador, ambos inexistentes en España. Nos trató como borregos, pues nos dijo dónde hemos de ir o qué hacer incluso después de haber dejado su partido. Eso si, todo esto bajo un talante integrador en el cual cabemos todos, incluso los socialdemócratas. De ahí que digo que se contradice porque no se puede llamar a la integración de todos para después mandarnos a hacer gárgaras a liberales, conservadores y todo aquel que no trague la doctrina impuesta por el perdedor de las pasadas elecciones. Lo de la alusión a Esperanza Aguirre es solo una anécdota periodística, porque os aseguro que no es la única liberal en España que vota al PP. Aún así, ella sigue apoyándole, yo no.

D. Mariano se ha gallardonizado, intenta integrar en su partido a todo aquel que seguramente no le dará su confianza en ningunas elecciones, aunque les caiga muy bien, y les pisa el cuello a todos los que si lo hemos hecho. ¿Acaso ha pensado D. Mariano en la repercusión que acarrearía si todos los liberales y conservadores nos fuésemos del PP? Supongo que no, ahora eso si, ha conseguido que todos los socialdemócratas e incluso el propio gobierno estén muy contentos con la nueva actitud del actual líder de la oposición, eso ya de por sí, debería llamar a la reflexión de D. Mariano, ¿no será que está haciendo algo mal? ¿O será que está ya demasiado endosiado para ni siquiera llamarse a reflexiones?

El lector puede estar pensando, bueno, se puede estar o no de acuerdo con lo dicho por Mariano Rajoy, pero si pierde el próximo congreso, pues muerto el perro se acabó la rabia. Pues no, esto va más lejos, mucho más lejos. Primeramente porque hemos visto a Mariano arrastrando el carrito de los helados, lo hemos visto, nadie nos lo ha contado, y después, porque exceptuando a pocos dirigentes del PP como pueden ser Alejo Vidal-quadras y alguno más, el resto han apoyado a D. Mariano a pies juntillas, pudiendo rememorarse aquella famosa frase de Alfonso Guerra cuando dijo que; “el que se mueve no sale en la foto”. Ante la pregunta de periodistas a la portavoz popular en el congreso sobre si se consideraba liberal, dijo que ella no entraba en estas cuestiones, que ella era del PP y ya está. Sin embargo, sus votantes, creo que no sólo yo sino muchos más, creemos que el PP no es más que una herramienta para alcanzar la forma de vida y el sistema en el que muchos creemos como el mejor para nuestra sociedad, pero eso no nos hace ser de ningún partido, sólo votamos al que más nos representa. El PP a diferencia de lo que piensan socialistas sobre el PSOE, no es la panacea o el camino a seguir, es sólo una herramienta democrática, y como tal, se podrá estar representado por ésta o no, pero nunca ser de él. Yo hoy no me siento representado por ese partido político, donde con sus ideas claras “vendidas en las pasadas elecciones”, han demostrado que nos han mentido, que no tienen claro nada, que no saben si quieren ser Zaplana o Gallardón, aunque por lo que se ve, su modelo o estrategia está claro cual va a ser en esta legislatura, sólo tuvimos que oír a la portavoz del PP “defendida por mí estos días atrás en tertulias con amigos ante su elección como portavoz”, definiéndose como social-liberal, ¡De pena! Parece que los liberales y conservadores ya no tenemos cabida en este nuevo PP, D. Mariano se va a centrar en captar el voto socialdemócrata, de hecho está en el buen camino. En las pasadas elecciones vimos que su programa electoral era muy socialdemócrata, aunque algunos le votamos a pesar de eso, ya que antepusimos otras cosas más importantes como la unidad de la nación española como ha sido desde que tenemos democracia y hasta ahora, y que el Sr. Rodríguez Zapatero entiende que es un concepto discutido y discutible, en eso está y a las pruebas me remito. Nada que decir sobre la libertad de poder rotular o expresarse en la lengua que veamos más oportuna en cualquier parte del país.

Parece que D. Mariano ahora está de acuerdo con ese cambio de modelo de estado, está de acuerdo con ser la oposición perpetua, o sea ser Fraga. Eso si, bien asentado en su poltrona, que tampoco se vive incómodo. Y a aquellos que creemos en unos principios, unos valores y tenemos una idea clara “real” de lo que queremos, nos abre la puerta para que salgamos del partido donde durante muchos años, no del todo pero en su mayoría, nos hemos visto representados por las ideas que ahí se defendían, y la buena gestión en general es lo que nos hacia darles nuestro voto.

A D. Mariano no le han pedido desde ningún periódico o medio de comunicación radiofónico que se presente al congreso, sino sus compañeros de partido. No sabemos si otros podrán decir lo mismo, lo que si le puedo decir a D. Mariano es que se ha quedado sólo, que aquellos que hemos peleado junto a él en esta pasada legislatura, cada cual poniendo nuestro granito de arena le dejamos. En la COPE y El Mundo desde luego ha tenido a sus mayores críticos cuando lo ha merecido pero también a los únicos que le han apoyado en definitiva, y es contra quienes carga efectuando esas declaraciones. Ahora podrá cargar también contra mí tras este artículo, aunque no me veo tan importante como para que se dé el caso. Si digo esto es porque es lo que he sentido en mi persona y lo que me dicen personas afines a mis ideas, que por lo que parece ya no son las del PP, personas de ideas conservadoras o liberales, o ambas a la vez, que están desilusionados con Rajoy y con el partido, porque se sienten engañados, expulsados, como yo. Ya lo dijo el filósofo de la libertad Friedrich A. Hayek; A diferencia de socialistas y conservadores, el liberal no es un hombre de partido. Es, más bien, un partidario de la libertad. Deberá quedarse D. Mariano con esta frase para analizar el por qué del batacazo que se dará en las próximas elecciones si sigue con esta línea Rajoyllardoniana.

Somos muchos los que hemos perdido la ilusión. Ya nos da igual que gobierne Z o Rajoy, tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando.

1 comentario:

lauread@ dijo...

Me parece que podría suscribir lo dicho al cien por cien. Mariano Rajoy a iniciado el viaje a la nada, el principio de retorno a la derecha pre-aznar...

En su discurso va más allá que faltar al respeto a unos y otros que podamos darnos por aludidos... Realmente, se alude a sí mismo, pues, ¿que es el partido popular sin el componente liberal-conservador? NADA.

Mariano Rajoy nos ha dibujado con precisión el futuro que nos ofrece. Líder de la nada. Quiere retornar a la cómoda derecha sin ideología, aquella típica que hace el tópico.

Es triste pensar en que Mariano Rajoy solo concibe en su mente la obstentacion del poder, y justo en la derrota, segunda derrota, su máscara se ha caido dejando a las claras quien esta dentro de el mismo.

Algo bueno siempre hay que sacar, lo que no mata engorda... Quizás su derrota es lo mejor que le ha podido pasar a España, pues si bien Zapatero no es para nada un buen presidente, al menos no es un mentiroso ideológico... Será consolarme en mí enorme decepción...

Un saludo.